Incentivos fiscales para una empresa que no cuenta con trabajadores a jornada completa ni con local comercial

TSJ Murcia, Sala de lo Contencioso-administrativo, Sentencia 18 Febrero 2016

Jurisprudencia

Al margen de la falta de empleado y local que sólo constituyen indicios de la actividad económica, la normativa del IS prevé requisitos específicos para la aplicación de los régimenes de incentivos de empresa de reducidas dimensiones y de empresas destinadas al arrendamiento de viviendas, cumplidos íntegramente por la sociedad recurrente.

TSJ Murcia, Sala de lo Contencioso-administrativo, Sentencia 104/2016, 18 Feb. Recurso 399/2013

Niega el TEAR el derecho a la aplicación de los incentivos fiscales para las empresas de reducida dimensión dedicadas al arrendamiento al considerar que si bien existe arrendamiento, éste no constituye una verdadera actividad económica.

Consta acreditado que durante los ejercicios a que se refieren las liquidaciones por el Impuesto sobre Sociedades si se ha realizado actividad económica, consistente en la adquisición de fincas urbanas para la ulterior explotación de las viviendas en régimen de arrendamiento, desarrollando obras de demolición de los inmuebles preexistentes y adecuación de los mismos para promoción inmobiliaria, realizando las declaraciones de obra nueva y división horizontal del nuevo edificio construido, presentando las pertinentes declaraciones-liquidaciones del ITP y AJD por los hechos imponibles realizados, y celebrando contratos de arrendamiento suscritos en las fechas a que se refieren las liquidaciones con distintos inquilinos.

Tales datos bastan para entender que no es la recurrente una empresa dedicada a la mera tenencia de bienes, sino que sí desarrolló la actividad económica de arrendamiento de viviendas que constituye su objeto social, por lo que sí resulta de aplicación el régimen de incentivos de empresa de reducidas dimensiones y el régimen de empresa destinada al arrendamiento de viviendas aplicado en las liquidaciones del Impuesto de Sociedades.

La vigente normativa del Impuesto sobre Sociedades no efectúa ninguna remisión a la Ley del IRPF a efectos de determinar si existe actividad económica de arrendamiento. Condicionado en el IRPF el arrendamiento de inmuebles a aquel que se desarrolla como actividad económica únicamente si se cuenta con un local y un empleado con contrato laboral y a jornada completa, la remisión a la Ley del IRPF ya no se encuentra vigente porque se establecía en un precepto de la LIS ya derogado.

Revoca el TSJ las liquidaciones practicadas porque se limitan a entender que la sociedad recurrente carecía de actividad económica solo por no emplear un trabajador en un comercio, cuando la Ley del Impuesto sobre Sociedades permite a las sociedades dedicadas al arrendamiento de viviendas optar por la aplicación de los incentivos fiscales previsto para las empresas de reducida dimensión o por el régimen especial de empresas dedicadas al arrendamiento de inmuebles, sin necesidad de tal condicionamiento de contar con un local comercial y trabajadores a jornada completa.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
Show Comments

Deja un comentario